7 Elementos esenciales de diseño gráfico que debes saber y cómo aplicarlos - Genios Creativos
132
post-template-default,single,single-post,postid-132,single-format-standard,qode-quick-links-1.0,ajax_fade,page_not_loaded,,qode_grid_1300,qode-child-theme-ver-1.0.0,qode-theme-ver-11.2,qode-theme-bridge,wpb-js-composer js-comp-ver-5.2.1,vc_responsive
 

7 Elementos esenciales de diseño gráfico que debes saber y cómo aplicarlos

7 Elementos esenciales de diseño gráfico que debes saber y cómo aplicarlos

Alguna vez te encontraste con un diseño que a simple vista parecía sencillo y pensaste “eso podría hacerlo yo mismo”
Sin embargo, cuando intentas hacerlo, no logras una versión profesional, a pesar de tus esfuerzos. ¿Por qué?

Para ayudarte, hemos reunido una lista de siete elementos básicos del diseño gráfico. No se trata de un curso de diseño gráfico, sino de la comprensión fundamental de estos siete elementos básicos que pueden estimular tus habilidades de creación de contenido y mejorar tu capacidad de transmitir tus preferencias de diseño en caso de que decidas contratar a un profesional.

7 ELEMENTOS BÁSICOS DEL DISEÑO GRÁFICO
  • Color

Cuando debas seleccionar tonos para un proyecto, considera los colores que aparecen totalmente enfrentados o uno al lado del otro en el círculo cromático, ya que estos suelen producir las combinaciones más agradables. También puedes considerar usar una herramienta en línea gratuita para la elaboración de esquemas de colores, como ColorSchemer, la cual te facilitará el trabajo.

  • Linea

Las líneas no solo son separadores. Las líneas adecuadas pueden implicar movimiento y emociones, lo que permite unificar una composición y lograr una apariencia profesional.

Rikard Rodin, diseñador gráfico y blogger con más de 15 años de experiencia en el área del diseño, explica que las líneas pueden formar la arquitectura subyacente de un proyecto. La definición de una línea de movimiento en una composición antes de comenzar puede ayudar a crear un diseño que realmente refleje el ánimo deseado.

  • Escala

La escala de los diferentes elementos de un diseño ejerce un gran impacto en la forma en que el público ve y le encuentra sentido a una composición. Al jugar con el tamaño relativo de los diferentes componentes de un diseño, se puede definir un punto de foco, resaltar áreas importantes y, en última instancia, guiar la mirada de los espectadores en el recorrido de la obra.

Se puede usar la escala para crear una jerarquía visual para un diseño. Cuando se muestra un elemento en una escala relativamente más grande que otros elementos de una composición, nuestra mirada se dirige naturalmente hacia allí.

  • Forma

Las formas no son solo para los alumnos de preescolar. Una forma se puede explicar en líneas generales como cualquier cosa que está definida por límites. Hay dos categorías de formas que se deben considerar: las formas geométricas, que se definen en proporciones uniformes perfectas (como un círculo, un cuadrado o un triángulo) y las formas orgánicas, que tienen bordes menos definidos y proporciones fluctuantes y, esencialmente, no tienen reglas (como las cosas onduladas o con forma de gota, que no se ajustan a ninguna categoría real).

El ejemplo más famoso que ilustra la diferencia entre las formas positivas y negativas probablemente sea la copa de Rubin. En 1915, el psicólogo danés Edgar Rubin diseñó esta ilusión óptica, que hoy en día es muy popular, para mostrar cómo se pueden ver dos imágenes completamente diferentes según se miren las formas negativas o las formas positivas.

  • Alineación

Piensa en la alineación como en un eje invisible que atraviesa los elementos y los conecta visualmente, ya sea por sus bordes o sus centros (consulta la imagen a continuación).

La alineación es un tema que surge con más frecuencia cuando los diseñadores debaten sobre texto y tipografía, pero es igual de importante considerar la alineación de elementos que no sean texto para crear una composición equilibrada y ordenada.

  • Contraste

El contraste hace referencia a la yuxtaposición de elementos claramente diferentes entre sí (grande vs. pequeño, luz vs. oscuridad, etc.) para crear un interés visual o atraer la atención hacia determinados elementos.

Sin contraste, nuestros diseños no solo son apagados y aburridos, sino también difíciles de entender. La falta de contraste suele ser lo que diferencia un trabajo de diseño mediocre de los diseños de aspecto profesional, pulido y claro.

  • Espacio

El espacio es exactamente lo que parece: las áreas vacías entre los elementos de un diseño. Cuando se trata de crear diseños propios de aspecto profesional, a veces, lo que no se incluye es tan importante como lo que sí se incluye.

Al trabajar en un diseño, considera no solo los elementos que incorporas (como las imágenes y el texto), sino también cómo los ordenas y los agrupas en la composición. Puede resultar tentador rellenar cada una de las pulgadas de tu lienzo digital, pero intenta dar cierto espacio a los elementos para que respiren.

 

Fuente: Carlos Villalobos

 

 

Fabián Ruiz López
[email protected]
No Comments

Post A Comment